Abejas en crisis, un gran problema

Ayman Barkat, Silvia Cañizares, Alba Marín, 3r C

CCD –La desaparición de las abejas podría suponer la extinción de la humanidad próximamente

Parece ciencia ficción, pero el CCD (Colony Colapse Desorder) es un fenómeno que produce una desorientación en las abejas impidiendo su actividad polinizadora. Este hecho ha afectado ya a 35 países y sigue propagándose.

El suceso comenzó en 2006, cuando los apicultores realizaban el típico ritual, después del invierno, de abrir las colmenas para ver cómo han resistido las abejas  esta estación. Millones de abejas habían desaparecido sin dejar rastro, algo que incitó a muchos científicos a investigar este fenómeno.

En los últimos años, 700 apicultores se han visto afectados por este problema ocasionando la pérdida de un 30% a un 80% de las colmenas.

No debemos olvidar que un tercio de nuestros alimentos depende de la polinización de estos insectos. Hasta ahora no lo hemos valorado pero hay que tener en cuenta que si no hay abejas, no hay plantas (pues no se reproducen). Y si no hay plantas, falta el alimento a algunos animales. Y sin alimentos no hay animales de los cuales podamos alimentarnos los humanos. Si este fenómeno continúa, se cree que en el 2035 no habrá abejas en EE.UU. Un estudio de la Universidad de Illinois ha determinado que si desaparecen las abejas a nivel mundial,  la humanidad perecerá en los años siguientes.

Las causas de este suceso aún no están determinadas pero hay diferentes hipótesis. En un principio se encontró un virus llamado IAPV (virus israelí de la parálisis aguda) que afectaba a las abejas, pero se descartó que esto fuera posible debido a que este virus ya había existido en el 2002 en EE.UU. y no había pasado nada hasta entonces. También se ha culpado a los móviles porque sus ondas desorientan a las abejas, o a los pesticidas, por afectar gravemente al sistema nervioso de las mismas y hacer que en 48 horas desaparecieran 5 millones de ellas. Una última posibilidad sería un ácaro chupa sangre, llamado Varroa, que se propaga con gran facilidad y que infecta a las abejas de cualquier virus del que sea portador, haciendo que estas se debiliten y mueran.

La conclusión de todo esto este suceso no está tan lejos como creemos, ya que por ejemplo en algunas regiones de China ya están polinizando a mano y solo nos queda esperar a que los científicos den con alguna solución a este problema.