Los premios Goya 2013, marcados por la crisis

Irene Sánchez 3rE

La 27 edición de la ceremonia de entrega de los Premios Goya se celebró el pasado mes de febrero en el Centro de Congresos Príncipe Felipe.

Las películas favoritas eran Blancanieves de Pablo Berenguer, con 18 nominaciones, de las cuales consiguió 10 premios, entre ellos a La Mejor Película y a La Mejor Actriz por Maribel Verdú, y Lo imposible, de J.A Bayona con 15 nominaciones, de las que consiguió 5, entre ellas a los mejores Efectos Especiales y a la Mejor Dirección.

Candela-Pena-als-Goya

La exitosa Gala fue muy mediática ya que en ella varios artistas criticaron los recortes a la cultura y a las mejoras sociales que el actual gobierno lleva a cabo.

Podríamos decir que las protagonistas de la noche fueron Maribel Verdú y Candela Peña, ya que sus discursos provocaron diversos reprochados después. Candela Peña denunciaba que vio fallecer a su padre en un hospital público sin mantas ni agua, aunque el director del hospital lo desmintió diciendo que siempre había mantas de sobra para los pacientes y que en todas las comidas había bebidas y refrescos. Copmentó que los recortes no eran tan extremos como para llegar a ese punto.

maribel-verdu-goya--644x362[1]

Por otra parte, Maribel Verdú dió un discurso “solidario” que reproducimos parcialmente: “Me gustaría dedicar este Goya a toda esa gente que ha perdido sus casas, sus ilusiones, sus esperanzas incluso sus vidas por culpa de un sistema quebrado, injusto, obsoleto, que permite robar a los pobres para dárselo a los ricos”. 

Un discurso también muy criticado y que ha molestado a cientos de personas que vieron un anuncio que protagonizó la misma actriz en 2010 en el que  pedía a los espectadores que contrataran sus hipotecas con la empresa publicitada.

En definitiva, unos Goya muy marcados por el signo de los tiempos: la crisis y sus consecuencias., que lo ocupa todo y todo lo invade.