Los desahucios y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)

Neus Montoliu y Jessica Olmedo 3rD

En España los desahucios de viviendas y locales se han disparado durante el primer trimestre de este año 2013. Cuando alcanzaron la cifra de 517 diarios, según los datos del Consejo General del Poder Judicial, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) las ha denunciado.

Los desahucios

La coordinadora de la PAH ha explicado que, según los datos sobre ejecuciones hipotecarias y los primeros desahucios del primer trimestre de este año que acaba de publicar el CGPJ, en ese período se han producido en España un total de 46.559 desalojos forzosos por la vía judicial.

El número total de desalojos en 2008 fue de 185.140. Los datos de desahucios realizados en el primer trimestre de 2012 marcaron un hito histórico con 18.424 desahucios.

Suicidios por desahucios en España:

Los suicidios por desahucio en España son una consecuencia de los  desalojos por impago de cuotas hipotecarias o alquileres.

La crisis económica española de 2008-2013 deriva en buena medida de la burbuja y posterior crisis inmobiliaria española que ha acentuado dramáticamente el número de ejecuciones hipotecarias. Según la PAH se han producido 400.000 desahucios desde los primeros momentos de la crisis, en el año 2007. Esta situación produce un número cada vez mayor de excluidos socialmente. El número de personas sin hogar y sin recursos es cada vez mayor. Esto provoca situaciones tan dramáticas que pueden llevar hasta el suicidio. Por tanto, urge buscar soluciones a este problema.

Propuestas de las plataformas en defensa de los desahuciados:

Desde la PAH y otras asociaciones que defienden a los afectados se proponen modificaciones legales que mitiguen la situación de desprotección a la que se ven sometidos los afectados.

Los responsables directos de los desalojos son las entidades bancarias y cajas de ahorro -quienes ejecutan los desahucios- y los responsables políticos de esta situación son los últimos gobiernos –del PSOE y de PP- que habrían permitido la creación de la burbuja inmobiliaria y la posterior práctica de los desahucios ejecutados por entidades bancarias rescatadas con fondos extraídos de las arcas del Estado y, por tanto, pagados por todos los ciudadanos españoles.-lo que se denomina genocidio financiero-

Por esta razón, la  Iniciativa Legislativa Popular (ILP) ha propuesto tres cosas para intentar solucionar el tema de los desahucios:

1-    La llamada dación en pago que consiste en donar la vivienda cuando no haya posibilidad de continuar pagándola con la finalidad de extinguir la deuda.

2-    Dar un plazo mayor para pagar las hipotecas de viviendas si no es posible pagarlas (dado que se han quedado sin trabajo…).

3-    Ampliar los alquileres sociales de las viviendas que ahora poseen los bancos, fruto de los desahucios.

En estos momentos, el tema está paralizado y sobre la mesa. Aún no se ha llegado a un acuerdo. Pero esperamos que se llegue a una solución que tenga en cuenta la situación de indefensión en la que se encuentran muchos de los desahuciados.

Los desahucios2

La justicia europea considera abusiva la ley española sobre hipotecas

La Justicia europea acaba de asestar un duro golpe a la ley hipotecaria española al declararla contraria al Derecho comunitario por abusiva. Esto  obligará al Gobierno a proponer una profunda reforma legal, conforme a los límites marcados por los magistrados europeos.

El ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón garantiza que el Gobierno modificará la legislación para adaptarla a la ley europea, tras la sentencia. Por su parte, la PAH se ha apresurado a celebrar frente al Congreso el fallo de la justicia europea.

Parece que la justicia española sólo garantiza al consumidor una protección a posteriori, que consiste en una indemnización. Sin embargo, la persona desalojada no podrá recuperar su vivienda. Lo que se quiere modificar es que antes del desahucio se busquen soluciones. Fue el ciudadano marroquí que trabajaba en Barcelona, Mohamed Aziz, quien acudió a la Unión Europea para denunciar los intereses abusivos que debía pagar por retrasarse en el pago de su hipoteca (el 18,75%) –dado que no podía hacer frente al mismo-. Los tribunales comunitarios le dieron la razón y dictaminó que los jueces deberían poder suspender cautelarmente la ejecución hipotecaria de desalojo.

Esto pone de manifiesto que hay que denunciar lo que uno considera injusto o abusivo, como hizo Mohamed Aziz. Como dice uno de los eslóganes contra los desahucios, “Sí se puede”. Todos sabemos que no va a ser fácil y que cuesta un trabajo, pero hay que intentarlo. No debemos olvidar que todos los logros que hemos conseguido –y que ahora nos parecen naturales- han costado muchos años de lucha y muchos esfuerzos. Creemos que los derechos se consiguen y se lucha por ellos; no se regalan.

Advertisements