Miracle Run, una película sobre el autismo

Ivet Pallejà Costa y Saira Santiago Hernández,3rB     

Miracle Run es una película dirigida por Gregg Champion y protagonizada por Mary-Louise Parker, Zac Efron,  Bubba Lewis, y Aidan Quinn. Trata sobre el autismo, un problema considerado hasta ahora como una enfermedad casi incurable. Pero esta película muestra que es posible tratarla y  llevar una vida casi normal.

Autismo1

Sipnosis

Corrine Morgan-Thomas (Mary-Louise Parker) es una madre soltera que lleva a sus hijos gemelos Stephen y Philip, de siete años de edad, al médico y le dicen que sufren autismo. Philip solo repite lo que oye decir a otros, mientras que Stephen directamente no habla.

Corrine y sus hijos se mudan a otra ciudad donde los niños son inscritos en una escuela pública. Después de una reunión con la dirección de la escuela, envían a los gemelos a una escuela especial. También mandan a un terapeuta para que enseñe a los niños a hablar como cualquier otro niño de su edad y así poder estar preparados para integrarse en la sociedad. Gracias a él Philip cada vez habla más y mejor, y Stephen dice  su primera palabra, “Pizza”.

Después de un tiempo los chicos entran en un instituto corriente, ya se comportan como cualquier joven sin ningún tipo de problema, pero poseen algunas de las características de un autista. También tienen una obsesión con un personaje ficticio llamado “Rocky”. En su primer día en el instituto, Stephen (Zac Efron) se enamora de una chica llamada Jennifer (Alicia Morton). Los dos hermanos están hablando sobre ella en los lavabos y aparece otro chico diciéndole a Stephen que ella nunca sería su novia y cosas por el estilo.

Stephen, mientras desayuna, ve a varios corredores fuera del pasillo y decide unirse al equipo de cross. Antes de una carrera muy importante, para la cual lleva mucho entrenando, Stephen ve a Jennifer besar a otro chico. Corrine se encuentra a su hijo llorando debajo de un árbol, sentado en el césped, con un poema de amor en las manos; se lo había escrito a Jennifer. Stephen se da cuenta de que Jennifer no es tan especial como para dejar de correr la carrera y la gana. Philip después de haber hecho un “casting” logra entrar en una escuela especial de música para tocar la guitarra.

La madre crea una fundación para la lucha contra el autismo y Stephen da un discurso explicando todo lo que había hecho su madre por ellos y para vencer el autismo en otras personas.

Autismo2

Opinión:

Recomiendo esta película porque tiene un mensaje muy bonito sobre el autismo: si se quiere se puede superar. También pone de manifiesto que conviene diagnosticar la enfermedad cuanto antes para poder ser tratada convenientemente.

La película me ha hecho reflexionar sobre el sufrimiento de las personas que padecen este trastorno. Muchas veces no somos conscientes de que sienten decepciones como todos nosotros, de que se esfuerzan por superar sus limitaciones como nosotros, de que se alegran si ven cumplidas sus ilusiones como todos. Por ello, pienso que estas personas –con ayuda- pueden incorporarse a la vida normal y ser felices.