Receta para hacer “crepes”

Olga Soler, 3ºE

Para elaborar “crepes” hay que preparar una mezcla con harina, huevos y leche, casi líquida, a diferencia de las tortitas, y se cocinan en una sartén antiadherente (hay algunas especialmente destinadas para preparar crepes). Si son dulces podemos aromatizar la masa, por ejemplo con vainilla; y si son saladas, se puede añadir a la mezcla especias o hierbas.

Crepes1

El término “crep” o “crepe” procede del francés “crêpe”. Son los franceses los que se atribuyen su origen y los que las han extendido por todo el mundo, aunque en el norte de España tenemos unos dulces muy similares que se denominan “frixuelos” en Asturias y “filloas” en Galicia. A mí las crepes me recuerdan a París: es imposible resistirse a tomarse una crepe con nutella en la calle, ya que la sirven en multitud de puestos callejeros.

Os vamos a enseñar cómo hacer crepes paso a paso con su masa básica y luego os enseñaremos cómo hacer dos recetas de crepes diferentes y muy sencillas, una salada, para una cena por ejemplo, y otra receta de crepe dulce, que podéis poner de postre o en una merienda o desayuno. ¿Os animáis a preparar unos crepes?…

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 150 gr de harina
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen extra para engrasar la sartén
  • Opcional: 1 cucharada de brandy

Elaboración

Ponemos en una jarra todos los ingredientes y batimos con la batidora muy bien -debemos obtener una mezcla sin grumos-. Esta mezcla se puede utilizar en el momento, pero siempre es aconsejable dejarla reposar en la nevera una hora.

Crepes2

Una vez que ha reposado, batimos un poco el contenido de la jarra con una cuchara, hasta obtener una textura de crema líquida; si por lo que sea os ha quedado muy espesa, podéis añadir un chorrín de leche. A continación engrasamos una sartén antiadherente con una pizca de aceite de oliva virgen extra, muy poca. Cuando esté bien caliente añadimos un poco de masa y movemos la sartén girándola para ayudar a que la masa se extienda. Cuando veamos que los bordes comienzan a dorarse le damos la vuelta. Habitualmente esta primera crepe se desecha ya que contiene demasiada grasa y además no queda bien.

Para las siguientes crepes ya no hace falta añadir más aceite. Se hacen muy rápido, así que no os descuidéis.

Para que las crepes se mantengan calientes hasta que las preparemos, ponemos un cazo con agua a calentar, a fuego muy suave, y encima colocamos un plato con un trozo grande de papel aluminio y vamos poniendo las creps, una sobre otra. Se pueden apilar sin problemas, porque no se pegan.

Crepes3

También podemos envolver todas en papel aluminio y guardarlas en la nevera hasta dos días, luego podemos calentarlas una vez rellenas, o si son para utilizar en frío, directamente.

Dos ideas de crepes, una dulce y otra salada

Crepes de jamón y queso: Sobre cada creps ponemos una loncha de jamón york y una de queso; enrollamos y servimos.

Crepes de chocolate: Sobre cada crêpe añadimos chocolate fundido o Nocilla; enrollamos y servimos.

¡¡¡Espero que triunféis!!!