La radiación de los teléfonos móviles y la salud

Álex Pérez, 3º D

El efecto de la radiación del teléfono móvil en la salud humana es de gran interés para los científicos, debido al enorme incremento del uso de teléfonos móviles. En el año 2009 había más de 4.300 millones usuarios. En el mundo actualmente hay un trillón de dispositivos móviles.

radiacion-movil-g

Por otra parte, también hay mucha preocupación por la ubicación de las antenas de telefonía móvil. Aunque hay estudios que dicen que no provocan ningún daño, otros estudios en cambio sí creen que hay enfermedades poco comunes debidas a la proximidad de estas instalaciones. En esta misma línea, también hay estudios que contradicen la supuesta inocuidad de estas instalaciones y señalan como posibles efectos secundarios náuseas y jaquecas.

Los ayuntamientos de los municipios españoles, encargados de autorizar las instalaciones de antenas de telefonía móvil, en muchas ocasiones, imponen restricciones administrativas que plantean problemas al despliegue de nuevas antenas porque piensan que puede producir distintos efectos secundarios y/o cáncer o alguna enfermedad parecida.

En la sociedad actual, todos tenemos  teléfonos móviles y estamos conectados permanentemente. Parte de las ondas emitidas por un equipo de telefonía celular son absorbidas por el cerebro humano y las consecuencias de esto no se conocen todavía. Sin embargo, todo apunta a posibles efectos nocivos.

No nos podemos alejar de las ondas electromagnéticas que circulan permanentemente por el aire. Sin embargo, podemos paliar su influencia de la siguiente manera: hablando y escuchando el teléfono a través de auriculares, utilizando menos el móvil, no dormir con el móvil o el ordenador en la misma habitación o muy cerca de la cabecera de la cama…Así nuestra salud no empeorará.