SPREEPARK, la historia de un parque de atracciones

Sara Díaz y Andrea Linares, 3ºD

Spreepark fue un parque de atracciones que se inauguró en 1969, situado al norte de Plänterwald, al lado del río Spree; de ahí su nombre. Antes era conocido como Kulturpark Plänterwald y fue el único parque de atracciones permanente en la República Democrática Alemana. Sin embargo, con el tiempo tuvo que cerrar por deudas.

Spreepark 1985

Años más tarde, en 1989 el empresario Norbert Witte se hace con el parque después de una subasta pública, y sin haber comprobado las referencias de dicho empresario. El parque recaudaba unos 1,5 millones de euros anuales. Las entradas eran de 29 DM para los adultos y 27 DM (Dm= Marco Alemán) para los niños. El concepto de parque cambió y, por lo tanto, decidieron construir nuevas atracciones que, sin embargo, generaron grandes deudas de 15 millones de euros. Para paliar esta deuda, aumentaron el valor de las entradas y el espacio de estacionamiento para los coches era insuficiente. La inversión realizada,  la transformación del parque y la bajada de visitantes -en 2001 solo acudieron 400.000 visitantes- llevó a Spreepark al cierre. A partir de este momento no se volvió a abrir el parque. Solo puede apreciarse la gran noria.spreepark_el_cadaver_del_parque_

Entonces, Norbert Witte viajó a Perú con las atracciones más importantes del parque. Allí quiso instalar un nuevo parque. Sin embargo, en un país desconocido, con lengua desconocida y muchas deudas, Norbert fracasó en su intento. Para salvar la situación, decidió transportar 170 kilos de cocaína ocultos en uno de sus carruseles de Perú a Alemania.  Fue descubierto y condenado a cárcel. Tanta presión en su vida acabó con él y murió de un infarto dejando a su hijo Marcel cumpliendo condena de 20 años en una de las cárceles más peligrosas del mundo, por contrabando de drogas.

 

Anuncis